happines.jpg

¿Qué es la ortodoncia?

La ortodoncia es la especialidad odontológica que tiene como objetivo lograr la armonía y equilibrio en todo el sistema masticatorio, busca la buena posición de todos los dientes en relación con los maxilares y la articulación que los une.

Es por tanto la especialidad que asegura un buen funcionamiento de la mordida en cada persona, tomando en cuenta sus particularidades anatómicas y o funcionales.

Un tratamiento de ortodoncia debe ser realizado por un odontólogo con en especialización en Ortodoncia, dado que los años de estudio y la posterior formación continuada, son esenciales para comprender los movimientos necesarios para llevar los dientes a una buena posición correcta funcional y estéticamente.

¿Quién necesita ortodoncia?

La necesidad de un tratamiento de ortodoncia puede variar de persona a persona, lo que es un hecho es que unos dientes en buena posición y que muerden correctamente suelen durar saludables durante más años. Estas son algunas de las razones por las cuales hacer un tratamiento de ortodoncia:

Los dientes torcidos o apiñados, pueden ser el espacio perfecto para que la placa y las bacterias sean difíciles de remover con la higiene dental diaria, por lo tanto, son más propensos a desarrollar caries.

Una mordida en mala posición provoca el desgaste anormal en dientes, la masticación poco eficiente y el deterioro en la articulación de la mandíbula (articulación temporomandibular), la que une ambos maxilares.

 

Un tratamiento de ortodoncia puede corregir problemas en la mordida tales como:

  • Mordida abierta: Mordida en la cual existe un espacio entre los dientes frontales superiores y los frontales inferiores, que hace que no cierren entre ellos, pero sí entre los dientes de atrás.

  • Mordida cruzada: Uno o más dientes superiores cierran por detrás o por fuera de los dientes inferiores.

  • Sobremordida aumentada: Los dientes superiores cubren completamente los dientes inferiores cuando la mordida está cerrada.

  • Desviación de la línea media: El centro de los dientes superiores no coincide con el centro de los dientes inferiores.

 

  • Un mal posicionamiento de dientes hace que los dientes reciban las fuerzas de manera incorrecta y esto puede sobrecargar innecesariamente las encías y huesos que sujetan los dientes y como consecuencia a esta sobrecarga los dientes se desgastan y las encías se retraen provocando recesiones gingivales.

  • Para tratar el dolor en la articulación temporomandibular (ATM).

  • La ATM es la articulación que une los dos maxilares, si nuestros dientes no están en una buena posición o muerden mal, es probable que causen mala posición en la articulación. Los músculos trabajarán en exceso para estabilizar la articulación y esto puede causar dolores musculares, de cabeza, cuello y oído.

ORTO.jpg
124034.png

Citas:8904445